7 de febrero de 2012

Soy grande y que el Señor no vaya a confundir la Soberbia con la Autoestima
Que la soberbia mira desde mas arriba y no llora penas ajenas,
En cambio el autoestima se transmite y contagia a cualquier persona buena.