29 de febrero de 2012

El camino a la felicidad no es recto; Existen curvas llamadas EQUIVOCACIONES, semáforos llamados AMIGOS, Luces de precaución llamadas FAMILIA, y todo se logra si tienes una llanta de repuesto llamada DECISION, abundante combustible llamado PACIENCIA, un buen seguro llamado FE, y un potente motor llamado AMOR.