17 de enero de 2012

Porque no tiene cura la locura de mis labios, ya nada en esta vida me parece raro, el alma roza despacito el mundo en nuestra piel