12 de enero de 2012

Gracias por tus besos, por tu corazón,
por abrazarte a mí para así dormir.
Gracias por tu lucha, por creer en mí,
por tu felicidad, y por volver a amar...
Al cerrar tus ojos yo estaré ahí,
vivirás en mí, amaré por ti,
esta flor de mi juventud volverá a crecer...