6 de octubre de 2011

Si, decís que tengo la cabeza en Bariloche todavía porque no entendes lo espectacular que fue. Desde contar los días para ir, preparar la valija, saludar a todos en la terminal, no sabes lo que es ver a esas personas llamadas coordinadores y que no te caigan bien al principio pero después pasan a ser compañeros inseparables! Lo divertido que es aprenderte las canciones, pasearte por el micro, escabiar con desconocidos, que te digan en media hora llegamos chicos! y emocionarse apenas ver algo blanco, sacar fotos por la ventanilla como unos pelotudos y asombrarse apenas entras A SAN CARLOS DE BARILOCHE! entrar al hotel, correr como locos a las piezas, y sacar todo de la valija como si fuera tu casa. Deambular por las piezas, llamar a cualquier numero y ponerte hablar, hacer jodas, disfrutar de esa entrada, comida y postre...Deambular por el hotel en pijama, descalzo, conocer gente en el lobby, en el comedor, ir al centro cívico como pancho por su casa...No saben lo lindo que es que todos te traten bien por ser egresado, ver camperas de todas las empresas por ahí, probar chocolates en cualquier negocio. No saben lo emocionante que es prepararse para el boliche, y que un billete de cien sea poco si tenés ganas de ponerte hasta el sombrero! no saben lo lindo de las previas en el hotel con tus amigos o gente extraña que pasan a ser amigos luego de un simple, pasame tu facebook. No saben el bolonqui que se arma para elegir los disfraces para Genux, lo perdido que estas cuando vas a Grisu, lo loco que te pones en la fiesta del estudiante de By Pass, la cantidad de gente que ves en Roket y mucho menos el descontrol que es Cerebro! Nadie va a entender lo lindo de la quinta comida, o volverte del boliche último y con otro coordinador. Dar vueltas por los pasillos porque hay gente durmiendo en tu pieza, y despertarte en otro lado. Levantarte como podes para la excursión, con las infaltables gafas para ocultar la resaca. No saben lo incomodo que es meterse adentro de un traje de nieve pero lo emocionante que es hacerse el rebelde y compactarla! Luchar con la aerosilla es lo de menos si después con euforia gritas en el culipatín, sentir que amas la nieve hasta que llegas con los pies mojadisimos pero no te arrepentís de nada. No saben lo que es una cena de velas y llorar con tus compañeros desconsoladamente cayendo en la cuenta que es uno de los últimos momentos juntos. No saben lo que es volver en un micro viendo gente dormir y dormir hasta que llegas a tu ciudad y decís, SE PASO VOLANDO, QUIERO VOLVER! y bajas y ves esa terminal que hace once días te vio partir. NADIE SABE PORQUE ESTO NO SE VE, SE SIENTE. BARILOCHE LO MEJOR QUE NOS PUDO PASAR! PROMO 2011