11 de octubre de 2011

Lo único que me enferma es saber
que en la perra vida
jamás me voy a deshacer de él,
siempre adentro mío,
fiel a su promesa
de quemarme la cabeza
para que yo sea infeliz.
Me enferma comprender
que forma parte de mí.