30 de julio de 2011

Yo no sé que hay en el camino pero lo tengo que cruzar,
si tropiezo y me caigo en el intento
me paro otra vez, no hay nada que perder.
La vida no son rosas y a veces te puedes espinar.
Cuando sienta que tengo el mundo en mi contra
lucharé hasta el final, nadie me va a parar.
No hay nada que perder, tienen que entender

que uno tiene que luchar, no hay nada que temer,
en mi tengo que creer y nadie me va a parar.

Yo tengo que vivir, el tiempo es corto,
tengo valor y no temor, porque
yo creo en algo, yo tengo que soñar
así nadie me va a parar, así puedo volar.

No dudaré, yo sé quien yo soy
y hacia donde yo voy, no dudaré,
si yo sigo a mi corazón, todo es posible.