5 de julio de 2011

La vida se siente como conducir un coche de choque, no tienes un exacto control sobre él, no tienes claro hacia donde girar y la mayoría de veces das volantazos como loco, pero pagarías por volver a subir ~