8 de junio de 2011

Adormecido, abría la ventana, con la certeza que era un día totalmente gris.
Mientras me amoldaba todo comenzó a girar, este nuevo cielo trae sorpresas que no me esperaba, y así arrancaba...