25 de mayo de 2011

60
veces
dije
"PUEDO",
80
más
me
arrepentí.