6 de abril de 2011

… Que me despiertes con un beso en la mañana, desayunar tostadas e imaginar cómo sería llevártelas a la cama, yo los martes y tú los miércoles, los jueves, los viernes, y el resto de los días de nuestra vida conjunta. Salir a la calle a pasear a nuestros perros… Tener hijos, poder vivir ese hermoso momento de ser padres a tu lado, imaginar cómo serian y todo lo que haríamos por y para ellos, hacerlos felices; una salida en familia, todos juntos, ellos corriendo y disfrutando del paseo y nosotros mirándolos mientras caminamos tomados de la mano. Luego verlos crecer y partir, cada uno por su lado y pensar que la vida recién empieza para ellos, que tienen muchas cosas por vivir. Que envejezcamos juntos y que a pesar de nuestra edad sigamos sintiendo el mismo amor que sentíamos de adolescentes…

Querer repartir el peso de mi vida y de tu vida, meter las dos vidas en un frasco, agitarlo rápido y luego partir la vida que sale en partes iguales; Un trozo para ti, y otro para mi, que tú tengas de mí, que yo tenga de ti. Sentir tu cuerpo sobre el mío, tus besos y abrazos, que no necesiten un permiso para pasar
Vivir contigo, vivir de ti, vivir para ti y tu de mi; y que todo sea así de simple pero hermoso y único.