22 de marzo de 2011

Daría todo por abrazarte, por oírte reír, tocar tu mano, volver a escucharte otra vez...
Desearía tanto que el cielo tuviera teléfono para poder escuchar tu voz ~