7 de febrero de 2011

Sus ojos lloran, y su alma está destruida.