21 de febrero de 2011

Si pudiese, guardaría esta sensación en una botella de plástico, para poder volver a vivirla cuando quiera