26 de febrero de 2011

Mi paciencia tubo un corte, pero mi razonamiento nunca duerme.-