28 de febrero de 2011

Al final, uno siempre encuentra lo que busca. Busca, sigue buscando y ya veras como aparece tu tesoro. Y cuando lo encuentres, reconócelo y no lo dejes escapar, o lo perderás para siempre.