25 de enero de 2011

Algún día es posible que tengas que pagar un precio muy alto por todo el placer y la alegría que el amor provoca.
Y cuanto más intensamente ames, más intenso será el dolor futuro…