8 de diciembre de 2010

LLevaba siempre la misma sonrisa con ella, pero guardada, para mostrarla en el momento más indicado