11 de diciembre de 2010

Mantén los pies en el suelo, no a tres metros sobre el cielo; Cuanto más arriba se sube más daño se hace al caer.