12 de diciembre de 2010

A veces es necesario tocar fondo para darse un impulso y poder salir a flote…