22 de octubre de 2010

La calma está por llegar, en cuanto aclare la tormenta nos vamos a encontrar.