11 de octubre de 2010

He aprendido que nadie es perfecto hasta que no te enamoras.
He aprendido que la vida es dura pero yo lo soy más.
He aprendido que las oportunidades no se pierden nunca las que tu dejas marchar, las aprovecha otro.
He aprendido que cuando siembras rencor y amargura la felicidad se va a otra parte.
He aprendido que necesitaría usar siempre palabras buenas, porque mañana quizás se tienen que tragar.
He aprendido que una sonrisa es un modo económico para mejorar tu aspecto.
He aprendido que no puedo elegir como me siento, pero siempre puedo hacer algo.
He aprendido que todos quieren vivir en la cima de la montaña, pero toda la felicidad pasa mientras la escalas.
He aprendido que se necesita gozar del viaje y no pensar sólo en la meta.
He aprendido que es mejor dar consejos sólo en dos circunstancias, cuando son pedidos y cuando de ello depende la vida.