15 de septiembre de 2010

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió