9 de mayo de 2010

Sandra: ¡Narcisos!
Edward: Son tus flores favoritas.
Sandra: ¿Cómo has podido encontrar tantos?
Edward: He llamado a todas las florerías de cinco estados.
Les dije que era la única manera de que mi esposa se casara conmigo.
Sandra: Ni siquiera me conoces.
Edward: Tengo el resto de mi vida para conocerte.