27 de febrero de 2010

Serás para mi la presencia en la soledad y serás otra vez mi deseo más profundo