21 de febrero de 2010

Que mis ojos se llenen de las altas montañas,
De las noches brillantes, del sol de las mañanas.
Que mis ojos intenten bucear en las aguas
Libres del universo, las estrellas aladas.
Que mis ojos se envuelvan buscandome el alma,
Desde afuera hacia adentro y me cambien la mirada.
Que mis ojos se miren en los ojos del triste,
del soberbio, del duro con perdón y esperanza...

Que mis ojos se cierren una noche estrellada,
Con los sueños cumplidos y me duerman las hadas...