13 de enero de 2010


No hay mejor poesia que la de tu mirada