4 de octubre de 2009

Quiza no fue coincidencia encontrarme contigo, tal vez esto lo hizo el destino. Quiero dormirme de nuevo en tu pecho y despues me despierten tus besos... No perdere la esperanza de hablar contigo, no me importa que dice el destino, quiero tener tu fragancia conmigo y beberme de ti lo prohibido. Sabes que estoy colgando en tus manos, asi que no me dejes caer