21 de diciembre de 2008

soledad no me acompañes por el laberinto que alucino tener mil amigos y después nadie me escucha llorar