8 de noviembre de 2008


Me dedique a perderte y me ausente en momentos que se han ido para siempre.
Me dedique a no verte, y me encerré en mi mundo y no pudiste detenerme,
y me aleje mil veces y cuando regrese te había perdido para siempre y quise detenerte,
entonces descubri­ que ya mirabas diferente.
Me dedique a perderte, me dedique a perderte.