30 de noviembre de 2008


Ella espera sentada, pagaría por volverlo a ver
se siente mareada, no sabe qué tiene que hacer.
El se le ríe en la cara y no es la primera vez
se acerca la noche y la empieza a perder.
No sufras por nada que te tenga en segundo lugar
no quedan palabras que hieran todavía más
y él se te ríe en la cara y no es la primera vez
se acerca la noche y te empieza a perder.
Llorá si querés, sólo si querés
pero cuando pares no olvides saber que sabés
que se te ríe en la cara y no es la primera vez
que se acerca la noche y te empieza a perder