30 de noviembre de 2008

Como casi siempre cuando algo se muere
nace la nostalgia, buscando un corazón
Pero en mi no es raro y aunque este desordenado
es impermeable al dolor.
la felicidad es un maquillaje de sonrisa amable, desde que no estas.
siempre serás bienvenido a este lugar,
a mi lista de obsesiones de nombres a olvidar
como recordarte sin mirar atras,
yo nunca olvidare el ultimo vals.
Cuando todo acabe y el silencio hable
solo tus pupilas sabrán que fue verdad y entre los cristales,
pedacitos de esa tarde donde comenzamos a soñar